Selene and Friends

Selene and Friends

viernes, 12 de febrero de 2016

Cómo reparar una Sindy de Florido

Hace cosa de una semana compré una Sindy rubia y desnuda, junto a otras 2 muñecas en un mercadillo. La pobre muñeca estaba un poco destartalada y por el camino a casa, acabó de rompérsele la goma de uno de los brazos.
Tenía intención de arreglarla, pero como no conozco mucho este tipo de muñecas, quise informarme primero, por si tenía alguna cosa importante que desconocía y no me la fuera a cargar... Pero no encontré nada al respecto y preguntando en un grupo de Facebook, una chica muy amable explicó cómo lo hacía ella, pero en inglés... un idioma con el que leyendo me defiendo un poco, pero por lo visto, lo suficiente como para entender más o menos y saber lo que yo quería; que sí se pueden sustituir las gomas y que aunque hay zonas que necesita la fuerza bruta, no es tan complicado como pudiera parecer.
También me enteré que a una chica le costó 25€ hacer esto en un sitio especializado en restaurar muñecas, y bueno, quizás esté fastidiando a algún profesional, pero voy a hacer un tutorial para todas aquellas personas que como yo, quieran arreglar su Sindy y no gastarse más de lo que vale la muñeca en ello.... Así que ahí va:

1º paso: Empezamos quitando la cabeza. A mí no me costó nada, simplemente la cabeza tiene un orificio para el cuello y no tiene ancla ni nada como en las Barbies. Pero si la goma de la cabeza estuviera muy dura o si tememos romperla, se puede ablandar un poco con agua caliente. Como podemos ver, en el cuello asoma una anilla metálica en la que van atadas todas las gomas del interior del cuerpo y que permite que esté tirante. Para cambiarlas, hay que desatar o cortar con unas tijeras.

2º paso: Quitar las gomas deterioradas. En mi caso, cambié todas, pues aunque un brazo sujetaba bien, la goma estaba ya apunto de romperse y la de las piernas estaba muy cedida. Para los brazos, será necesario sacar la goma hasta el extremo que entra en el antebrazo. La goma está metida por dentro y termina en un nudo, por lo que tendremos que utilizar alguna herramienta adecuada para extraerla, como estas tenazas acabadas en punta (seguro que tienen un nombre más específico y adecuado, pero yo no lo sé).

3º paso: Sustituir la goma de los brazos. Coger un trozo de goma lo suficientemente largo (como dos palmos) para manejarnos bien. Hacer un nudo en un extremo y con ayuda de un ganchillo o un punzón, presionarlo para introducirlo en el antebrazo. Cuesta un poco, pero como la goma de esta pieza suele ser blandita, se acaba consiguiendo. Si por casualidad el brazo fuera de una goma más dura que en la de mi caso, se puede reblandecer con agua caliente.


4º paso: una vez hemos conseguido meter el extremo del nudo en el antebrazo, pasamos el resto de la goma por la otra parte del brazo, lo introducimos dentro del cuerpo y lo sacamos por el cuello.
Para conseguir esto, lo mejor es utilizar un alambre fino y doblarlo un poco, meterlo por el orificio donde queremos que salga la goma, pasarla por en medio y tirando del alambre la goma saldrá tras él. Es decir, es como enhebrar una aguja, pero en vez de hacerlo con el agujero de la aguja, utilizamos un alambre, que lo podemos adaptar a las medidas y necesidades de este caso.

5º paso: cambiar la goma de las piernas. Se trata de una misma goma que sujeta las dos piernas y a la vez, atravesando las caderas y el tronco, sujeta toda la estructura del cuerpo, por lo que es muy importante hacerlo bien y tensar lo suficiente para que el cuerpo luego no 'baile' solo.
Es mucho más sencillo que cambiar la de los brazos; sólo con ver por dónde pasa la vieja goma, vemos que es cuestión de seguir la misma ruta, es decir, un extremo de la goma entra por el cuello, atraviesa el tronco, pasa por el gancho de una pierna, atraviesa los dos orificios de lo que sería las ingles, se pasa por el gancho de la otra pierna y luego vuelve a subir por el tronco hasta salir por el cuello. (No tenía una foto muy adecuada y he dibujado en ésta una goma imaginaria haciendo el recorrido).

6º paso: sujetar las gomas. Los 4 extremos de la goma (2 brazos y 2 piernas) han de salir por el orificio del cuello. Se pasan las gomas por la anilla metálica que quitamos al principio y las atamos a ella tirando bien de las gomas para que estén tensas y el cuerpo quede rígido, pero a la vez, pueda articular. Cortamos los extremos y procedemos a poner otra vez la cabeza.
Ya tenemos nuestra Sindy restaurada!

Espero que os sea de ayuda este tutorial y os agradezco cualquier comentario constructivo al respecto.... y que podáis disfrutar de vuestras Sindys, articulando como recién salidas de fábrica.

8 comentarios:

  1. Que bueno, no tengo ninguna pero es curioso el sistema de gomas que lleva por dentro, lo tendré en cuenta por si algún día cae en mis manos una ;)
    Un besazo y muchas gracias por el tutorial :)

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste, es pero que sirva de ayuda.

    ResponderEliminar
  3. Wowww que blog tan guay tienes :D. Y eres una experta doctora muñequil por lo que veo, jajaja. Me daré alguna vueltecita por aquí con tu permiso que tiene muy buena pinta :P
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cielo, bueno, mi blog va a rachas... jejejeje, pero me alegro de que te guste.

      Eliminar
  4. Muchas grácias por ese tutorial,siempre es bueno saberlo,aunque de momento no tengo ninguna,jej
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... nunca se sabe... jejejeje yo tampoco pensaba toparme con una y menos así 😅

      Eliminar
  5. Enhorabuena por esa restauración tan estupenda, he quedado maravillada. Besitos.

    ResponderEliminar

Hola, tanto a Selene como a las demás muñecas les encanta que comentéis las fotos; así que muchas gracias por hacerlo.